La colocación de la estación resulta fundamental para recoger unos datos fiables. Deben respetarse algunos requisitos previos:

  • El entorno de la estación debe estar despejado de cualquier fuente de obstrucción. La estación debe colocarse a una distancia de al menos 2 veces la altura del primer posible obstáculo (setos, casas rurales, silos, torres eléctricas o eólicas, etc.).

  • La estación debe situarse alejada de cualquier instalación o superficie que emita calor y pueda alterar la precisión de las mediciones de temperatura (por ejemplo, suelos asfaltados).

  • La estación debe estar alejada de cualquier fuente de agua, bosque o madera, ya que estos elementos modificarían el valor higrométrico medido y lo harían menos representativo.

  • El terreno donde se sitúe la estación debe ser plano, y esta debe colocarse correctamente en modo horizontal (puede comprobarlo con el nivel de burbuja que se integra en la misma).

  • La calidad de la red de baja frecuencia que permite enviar datos de la estación a la aplicación debe ser satisfactoria. Podemos evaluar la capacidad de la red para transmitir los datos sobre su parcela. No dude en consultarnos.

El cumplimiento de estas condiciones le permitirá recopilar datos lo más precisos posible respecto a las condiciones reales de sus parcelas. Con el fin de optimizar la recogida de los datos, también resulta razonable seleccionar una ubicación representativa de sus tierras. Si existen numerosas estaciones meteorológicas repartidas alrededor de su explotación, también puede elegir una ubicación donde las condiciones meteorológicas sean «extremas» para anticipar las actuaciones que deben llevarse a cabo en el resto de su concentración parcelaria.

➡️ Más: ¿Por qué no colocar el pluviómetro y el anemómetro en la misma estación?

Fuente:
ORGANIZACIÓN METEOROLÓGICA MUNDIAL (OMM), 2017. Guía de Instrumentos y Métodos de Observación Meteorológicos. ISBN 978-92-63-30008-9 https://library.wmo.int/doc_num.php?explnum_id=3664

¿Encontró su respuesta?